jueves, 28 de julio de 2011

HORA DE DECIR ADIOS A BUENOS AIRES

Cómo les contábamos en días pasados, nuestra intención en la Capital Federal era exclusivamente orientada a mejorar el proyecto. Inicialmente queríamos lograr mas cine para difundir en los pueblos, a lo largo de nuestro camino y por otro lado, difundir en los medios de comunicación nuestra labor. Al descubrir que el proyector no funcionaba porque se había fundido la bombilla en la Isla los Laureles en la escuela nº27 Alte. Guillermo Brown, nos ponemos manos a la obra enseguida para tratar de dar respuesta a todas estas necesidades. Los primeros días parece que las tareas están duras de conseguir, sin embargo, según corren los días comenzamos a ver mas puertas en el camino. Lo primero que logramos es el proyector, conocemos a nuestro actual amigo Ricardo, y él decide prestarnos el suyo, para que nosotros podamos continuar con el proyecto como estaba previsto, en realidad, si no hay proyector, no hay proyecto, porque el cine lo necesita y los talleres van apoyados con animación en pantalla grande. Muchas gracias Ricardo.
Los medios de comunicación parecen mas duros, pero finalmente entramos en contacto con el diario el Clarin, uno de los mas leídos a nivel nacional, y comenzamos a ver una luz para nuestra nota. Pero debemos organizar una actividad en Buenos Aires capital, para añadir esas fotos a la nota. Estamos en época de vacaciones y es prácticamente imposible organizar grupos, por tanto nos dirigimos expresamente a aquellos lugares donde nunca hay descanso, hospitales y centros sociales. Tratamos de organizar un taller de reciclado con tetrapack, para que los chicos aprendan a hacer billeteras con las cajas, en el Hospital Garrahan, en el Borda y en el comedor social Los Piletones. Tras varias llamadas y días de espera, por fin nos dan bola en los Piletones... cualquiera diría que cobramos....! Logramos para Los Piletones, ya hemos hablado con el diario, y el día antes, a última hora, deciden que mejor lo anulábamos. Bueno, pues lo cancelamos, pero parece que la nota saldrá igual, con información de todo el proyecto desde Colombia y fotografías de otras provincias de Argentina. En cuanto este la nota la publicaremos, ya que de momento tardará otras dos semanas aproximadamente. 
Lograr algunos largometrajes para nuestro cine itinerante, también estaba resultando complicado, establecemos varios contactos, pero no responden o no reciben la información. Finalmente nos encontramos con quién tenía que ser, como siempre, y las cosas salen fácil. Lo primero que conseguimos es Noche sin fortuna, sobre la vida del escritor colombiano Andrés Caicedo, de Big Sur, segundo en llegar a Nomadak es Trempulkawe, de Antártica Films, sobre las ballenas en el Golfo de Corcovado, en Chile, después El ambulante, historia real de El Ambulante, Daniel Burmeister, que va realizando películas por diferentes pueblos alejados con los actores naturales de la zona, y el último contacto que logramos fue con la Universidad del Cine de Buenos Aires, que por mediación de la videoteca, y el profesor, Luis Facelli, nos prestan varias recopilaciones de cortos y seis largometrajes producidos por la Universidad, como son, Moebius, Vísperas, El fantasma de Buenos Aires, Mala Época, Sólo por hoy y A propósito de Buenos Aires. Muchas gracias a todos ellos que colaboran con nuestro humilde proyecto, para acercar cine a todos los lugares, además darle un poco de fuerza a nuestro cine itinerante que desde que el disco externo se estropeo, el cine esta casi parado.


Mientras se van desarrollando las cosas, vamos caminando, visitando y conociendo la capital, recorriendo sus calles, las mas transitadas y algunas poco transitadas, pero estas últimas las justas, que a uno se le reconoce rápido que es foráneo y los sustos vienen solos. Por suerte no hay nada que lamentar, bueno, al menos en lo que a ese sentido se refiere...
Otra cosa que nos ha retenido varios días en Buenos Aires tiene que ver con ese disco rígido del que hablábamos, el que albergaba gran parte de nuestro cine itinerante y la información, fotos y registros del viaje en Colombia y parte de Ecuador. Era una información que casi dábamos por perdida, pero conocemos a varias personas que creen en la posibilidad de recuperar esa información. Por nuestra parte pensamos que sería maravilloso poder recuperarla, tan valiosa desde el inicio del proyecto en Marzo del pasado año 2010. Se logra! se consigue salvar esa información, no nos lo podemos creer! La historia de Juancho desde chiquito vuelve a tener posibilidades, nuestro documental, las fotos... es mucha la información que nos recuperan y grandísimo el favor que nos hacen. Días enteros los técnicos dedicados a nuestro disco. El susto llega cuando al conectarlo de nuevo a la computadora, con la emoción que supone recuperar algo perdido, vemos que falta el resto de la información que teníamos de la otra parte del viaje, la parte post-disco estropeado. Desde el sur de Ecuador, Perú, Bolivia y Argentina, hasta Buenos Aires. Mil ideas brotan a mi cabeza que va a 200 por segundo, se amontonan en la salida y ninguna logra destino, no se me ocurre nada mas que llamar al técnico para que me tranquilice y me diga que tiene el resto de los 250 gb guardados, que Ecuador, Perú, Bolivia y Argentina, se han quedado por error allí...., en su disco rígido. Pero no, me pide mil perdones, asegurando que él pensó que el disco era nuevo, y lo reinicializo. La única opción que hay es llevarlo de nuevo y ver qué se puede rescatar, confiando en que no escribió la información rescatada, sobre lo que ya teníamos.
Nos dedicamos a pasear un poco mas por Buenos Aires, hay mucho para conocer y tenemos que distraer nuestras cabezas, además las vacaciones continúan en la ciudad y no podemos realizar actividades. Mientras los técnicos vuelven a sacar todos los trucos de la manga, a ver que rescatan, nosotros visitamos Caminito, La Boca, Recoleta, San Telmo....


El puerto de La Boca, que es sumamente parecido al de Bilbao, al menos al antiguo muelle de Deusto y margen izquierda de la ciudad. Además otra característica igual le acompaña, pensé que era inigualable, pero no.... es la misma que hay en Bilbao, igual de horrible...


Y el precioso y pintoresco Caminito, imprescindible en el tour por Bs As y la fotografía con el o la bailarina de tango. Nosotros como no somos turistas, sino que somos otro tipo de visitantes no definidos aún en ningún grupo, los que hacen las fotos ni se nos acercan, descubren que no somos su objetivo de visitante adinerado, ¿por qué será? Así que en nuestras fotos no salen los bailares, mira que si no son fotogénicos nos arruinan la foto.... 


Y el barrio San Telmo, la Feria del domingo, que a lo largo de cuadras y cuadras, los artesanos, los revendedores de todo chino, sin ningún tipo de mérito ni originalidad y los anticuarios, llenan las calles de color, olor y bullicio.


Y después de los paseos seguimos con ésta, nuestra historia de miedo, a quién se lo contamos no se lo cree, ¿por qué todo lo que funciona con tecnologías nos odia?, sino hacemos nada malo, por que tantas casualidades juntas.... Pasan cinco días enteros hasta que nos entregan el disco de nuevo con la información recuperada. El balance; @@¶§å∫¶k¶§∂@@–, nos quedamos sin el registro fotográfico y de vídeo del sur de Ecuador, el norte y el sur de Perú (Cusco y el valle sagrado) y el norte de Bolivia, y el cine que habíamos logrado recopilar desde Perú, entre otras cosas de menor importancia.
Conclusiones de nuestro tiempo en Buenos Aires, muy positivas, cómo siempre nos rodea gente muy buena que nos ayuda mucho, en este caso concreto ha habido mala suerte con los hechos, pero no con las personas, muy buena gente y muy implicada con nosotros, entonces no podemos hacer una mala valoración, porque todos han tratado de colaborarnos al máximo, invirtiendo su tiempo y sus esfuerzos por ayudarnos. Si, hemos perdido información muy valiosa, pero nos deja varias enseñanzas; la primera, hacer back up de todo, la 2ª, mi disco no sale de mi casa a no ser que tenga otra copia de todo y la 3ª, hay que aprender a desprenderse de las cosas materiales, la 4ª y última, Nomadak continua su viaje hasta el sur de Argentina.
Gracias a todos los que nos ayudaron en éstos días, Damián, Tere y Alejandro, Elías, a Ricardo especialmente, Fernando y otros técnicos de los cuales no conozco el nombre, Antonio, Big Sur, por Noche sin fortuna, Luis Facelli, Adriana, Mauricio y el equipo de El Ambulante. A todos, gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada